Los mejores aliados

La magia de la efectividad en cualquier tipo de trabajo especializado parte de la interconexión de distintas disciplinas. Y sobre esto es precisamente de lo que queremos hablar. De la productiva sinergia que existe entre el interiorismo y la infogragrafía 3D. Dos disciplinas altamente especializadas y creativas a su vez, que en la actualidad se complementan a la perfección, obteniendo resultados más que satisfactorios.

Vayamos por partes

Interiorismo

Considerado como un arte en su acepción más idealista, actualmente la definición  de interiorismo más aceptada por profesionales

y centros de estudios, lo define como “actividad profesional de diseño orientada a procurar la más idónea resolución del entorno habitable del hombre, mediante la aplicación de determinados elementos y normas básicas de diseño, técnicas, funcionales, estéticas, ambientales, psicosociales, sensoriales, económicas y legales, con objeto de mejorar la calidad de vida de los usuarios”.

Infografía 3D

La infografía 3D es una disciplina especializada que, enmarcada dentro del diseño, se encarga de digitalizar imágenes en 3 dimensiones mediante programas como 3dStudio Max y VRay, entre otras opciones igualmente válidas.

La incursión del 3D en el interiorismo ha supuesto un gran paso evolutivo para los profesionales de este sector

Cómo se complementan ambas disciplinas

Con la incursión de la infografía 3D en el interiorismo y su uso cada vez más extendido con el paso de los años, los profesionales de este sector han llevado a cabo un gran paso evolutivo.

El primero  se produce con los ilustradores 3D, encargados de entender en primera instancia el proyecto bajo planos, referencias, bocetos, etc. y anticipar el resultado. La comunicación entre ambos profesionales es esencial y ofrece la gran ventaja de visualizar el proyecto con distintas opciones, seccionar, comprobar volúmenes, texturas, materiales y luz. El modo más eficaz de anteponerse a la fase de ejecución real, evitando cambios, errores o contratiempos procedentes de otras circunstancias en la fase de construcción y que haría encarecer el proyecto.

Realizar las infografías 3D de un proyecto de interiorismo supone una excelente guía de ayuda para la planificación de plazos y fases de ejecución, ya que es entonces cuando entran a formar parte del mismo otros profesionales. Permitiendo con ellos una mayor fluidez comunicativa y agilización en el cierre de presupuestos finales, ya que los renders son capaces de mostrar todas las características al detalle.

El otro gran avance se produce con el cliente final. Las CGI’s (Computer Generated Imagery) por sí mismas son un material que generan confianza al cliente final, que podrá entender con más facilidad el proyecto completo y verlo a un nivel de aproximación y detalles casi reales. Porque para los interioristas es habitual interpretar y visualizar los espacios, la distribución del mobiliario, discernir anticipadamente el resultado de los materiales escogidos y los colores, junto con la iluminación natural y artificial.

Es como tener el encanto de las maquetas con prestaciones añadidas. Pero esto no tiene por qué ser así para el cliente, que contará con una visión de lo que desea mucha más clara con los renders que con planos en papel, fotografías, muestrario de materiales (ojo que esto no significa su desaparición o desuso). De lo que se trata es de reducir problemas interpretativos.

La duda queda totalmente despejada. El uso de infografías 3D en el interiorismo permite a sus profesionales conseguir sus objetivos: de cara a los clientes, mantener una imagen impecable como experto y ganar unos clientes satisfechos; y en relación con las fases de creación y ejecución, minimizar gastos e inconvenientes innecesarios y agilizar el proceso de materialización.

 

 

Reyes Seijas

Author Reyes Seijas

More posts by Reyes Seijas

Leave a Reply